CONAF presenta querella contra líderes del autodenominado Parlamento Rapa Nui

Martes 18 de Agosto 2015

La acción judicial responde al cobro ilegal de ingreso a sector del Parque Nacional Rapa Nui.

Por los delitos de exacción (cobro) ilegal y estafa residual será interpuesta hoy por la Corporación Nacional Forestal, CONAF, en contra de Leviante Araki Tepano y Mario Tuki Hey, así como de quienes resulten responsables en la perpetración de dichos delitos.

La determinación la tomó CONAF, luego que el pasado sábado 15 de agosto, Leviante Araki Tepano y Mario Tuki Hey, integrantes del grupo autodenominado Parlamento Rapa Nui, fueron detenidos en el Paso Australiano, lugar de acceso a la Aldea Ceremonial de Orongo, en el Parque Nacional Rapa Nui, al ser sorprendidos impidiendo el acceso al parque a un grupo de turistas. Según información proporcionada por personal de Carabineros de Chile, los detenidos exigieron a los turistas el pago ilegal de dinero para dejarlos ingresar a este sector del parque nacional.

La acción de exigir el pago de dinero a cualquier persona que desee ingresar al Parque Nacional Rapa Nui, y en particular, la acción cometida por Leviante Araki y Mario Tuki, quienes impidieron a turistas el ingreso a un determinado sector del mismo, por no haber pagado el dinero exigido, constituyen el delito de exacción ilegal, pues no tienen derecho ni facultas legal para exigir tales cobros.

De igual forma los hechos ocurridos el día 15 de agosto de 2015, permiten presumir que de parte de los querellados existe una intención de defraudar o perjudicar a los turistas utilizando engaños, al hacer creer que ellos tienen la administración del Parque Nacional Rapa Nui, y por lo tanto cuentan con las facultades para exigir el cobro de dinero, situación que es falsa y por lo tanto permite configurar el delito de estafa residual.

Cabe hacer presente que la Corporación Nacional Forestal es la entidad administradora del Parque Nacional Rapa Nui, y ha estado liderando una estrategia en conjunto con la Codeipa, a fin de ejercer administración compartida del Parque Nacional Rapa Nui, lo que permitirá mayor injerencia de la comunidad en aspectos tales como cobro de acceso y orientación turística. Estas medidas serán sometidas a validación mediante una consulta que se desarrollará hacia finales de año.