Innovador proyecto busca recuperar plantas medicinales de la mano de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y Conaf Isla de Pascua

Jueves 24 de Marzo 2016

Un proyecto FONDEF que lideran docentes e investigadores de la Pontificia  Universidad Católica de Valparaíso en conjunto con funcionarios de CONAF Isla de Pascua, fue lanzado el pasado viernes 18 de marzo en las dependencias de la Oficina Provincial de esta institución.

Esta iniciativa busca recuperar plantas endémicas medicinales de Rapa Nui y contó con la presencia del director ejecutivo de FONDEF, Khaled Awuad, el vicerrector de Investigación y Estudios Avanzados de la PUCV, Joel Saavedra, la directora provincial de CONAF Ninoska Cuadros y representantes de la Mesa Pueblo Papa Ra’au, entre otras autoridades.

El trabajo de recuperación de plantas medicinales en Rapa Nui lleva un tiempo en operación, a partir de los primeros talleres de propagación de especies durante el 2014, lo que ha propiciado continuar con esta labor de la mano de la académica Mónica Castro de la Escuela de Agronomía de la PUCV y su equipo de trabajo.

Principal objetivo del proyecto.

Este proyecto tiene como objetivo central, poder recuperar especies importantes en la cultura medicinal tradicional de la isla, en este caso Matu’a Pua’a y Pua, ambas plantas catalogadas como en situación vulnerable, por su posible extinción en su hábitat natural, mediante un proceso de Inmersión Temporal que permite la proliferación masiva de ellas en un medio in vitro y que posteriormente son trasplantadas en espacios propicios en la isla.

La docente Mónica Castro explica la importancia de este proceso, el cual permite en un menor tiempo la regeneración de cada planta,  “En términos técnicos, aislamos un rizoma para obtener una yema, al que nosotros denominamos explante. Éste, se establece in vitro en un medio de cultivo aséptico y que cuenta con vitaminas, reguladores de crecimiento y sales minerales, los que permiten el rápido desarrollo de la planta. A través de un sistema de Inmersión Temporal, que significa, que una vez establecidas las plantas en el sistema in vitro, se bañan con un medio líquido y eso hace que prolifere y se multiplique esta planta  a una tasa mucho más alta que en condiciones naturales. Esto significa que podemos acortar el tiempo de recuperar el estado de vulnerabilidad que tienen estos materiales hoy en la isla”, indicó.

Para el vicerrector de Investigación y Estudios Avanzados de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Joel Saavedra Alveal, la universidad busca la investigación con sentido y es en este marco donde el proyecto de recuperación de plantas de Matu’a Pua’a y Pua  actúa, pues permite desarrollar nuevas iniciativas no sólo en la institución sino que también en el entorno completo, “Esta es la importancia que tiene la investigación con sentido, ver la alegría de esta comunidad por el hecho de estar colaborando en la preservación y recuperación de la flora nativa de Rapa Nui”, expresó.

La importancia de la recuperación de las especies.

La recuperación de especies vegetales nativas de Isla de Pascua es un foco importante en el que ha venido trabajando el Vivero Mataveri Ota’i en el Parque Nacional Rapa Nui, es por ello que en conjunto con la Mesa Pueblo Papa Ra’au se han realizado distintas actividades desde el año 2013.

La colaboración del proyecto FONDEF que desarrolla la Escuela de Agronomía de la PUCV, aporta significativamente a esta labor de conservación y recuperación de plantas tan tradicionales en la isla, pues ha puesto al servicio de ellas la tecnología y conocimiento necesario para entender los pasos que conlleva la mantención y regeneración del material vegetativo.

Elsa Paté Pont, integrante de la Mesa Pueblo destacó la capacitación recibida por el equipo de docentes participantes del proyecto, mencionando lo necesario que es entender los procesos involucrados en la recuperación de las plantas medicinales, “Hemos recibido una capacitación donde conocimos el material germoplasma de plantas que fueron trasladadas desde la isla a los laboratorios de la universidad en Quillota; y que regresaron para ser trasplantadas acá. Estuvimos entendiendo los procesos del cultivo, trasplante y  los cuidados que son necesarios para obtener una planta en óptimas condiciones. El fin de este proyecto es que nosotros en nuestras casas podamos tener un pequeño espacio con plantas de Matu’a Pua’a y Pua y así un banco importante de especies en la isla”, indicó.

Finalmente, el encargado del vivero dependiente de CONAF Isla de Pascua, Jorge Edmunds, señaló la importancia del trabajo mancomunado con la Mesa Pueblo que lleva cerca de tres años en funcionamiento.

“En un inicio se planteó la idea del rescate de especies de uso medicinal tradicional en Rapa Nui y que hoy se concreta, sumando a otras instituciones con el mismo fin. Es por ello que la ayuda tecnológica de una universidad es fundamental en esta tarea, el compromiso como comunidad de resguardar nuestras plantas y el trabajo que realiza el vivero son pilares fundamentales, es decir: trabajar en la propagación, el uso responsable de las plantas y los beneficiarios finales que son la comunidad misma pueden asegurar el éxito de este proyecto”, expresó.

Dar a conocer el trabajo que realiza el Vivero Mataveri Ota’i, concientizar a la comunidad de la necesidad de cuidar y preservar las plantas nativas, en este caso especial aquellas de uso medicinal, multiplicar y rescatar los sitios donde estás plantas se encontraban en estado natural antiguamente y poder tener un banco genético en el vivero y en otros espacios de la isla, son las proyecciones que CONAF Isla de Pascua ha contemplado a partir de este proyecto y que tiene como duración dos años, potenciando de esta manera el rescate y conservación de la flora nativa presente en el Parque Nacional Rapa Nui.