Proyecto de diagnóstico del estado de las plataformas Ahu en el PNRN

El proyecto contempla poder tener un estado de situación completo de las estructuras Ahu ubicadas en la isla y el registro gráfico respectivo.

Martes 21 de Marzo 2017

Durante algunas semanas atrás, la Unidad Técnica Arqueológica de CONAF Isla de Pascua y Guardaparques, han estado realizando visitas a distintos sectores donde se ubican altares ceremoniales, en el marco del proyecto denominado Diagnóstico del estado de plataformas o Ahu en el Parque Nacional Rapa Nui.

El equipo de trabajo por estos días, realiza un registro fotográfico e inspección del complejo ubicado en el sector de Aka Hanga, como parte de la compilación de información para el proyecto.

Maeha Blanco, guardaparques que participa del proyecto, explica que han iniciado el diagnóstico en aquellos lugares de la costa, pues están más expuestos al clima y el mar, “Hemos estado casi todos los días revisando los Ahu, como están en su estructura y se han sufrido desplazamiento de material. De esta manera, podremos establecer junto con los especialistas en conservación, cuáles necesitan con urgencia acciones para detener su proceso de deterioro”, señaló.

El estudio que desarrolla este equipo, se plantea desde la base de identificar cómo ha ido variando el estado de las plataformas durante el tiempo y cómo han afectado en ellos las condiciones climáticas y la acción del mar. Para eso el registro fotográfico es fundamental, pues permite comparar imágenes tomadas con mucha anterioridad, con aquellas registradas en la actualidad.

Uno de los Ahu inspeccionados corresponde a Ura Urango Te Mahina, que presentaba un derrumbe en su pared posterior. Pedro Lazo, guardaparques, establece que a partir de esta situación se decidió extender la revisión involucrando otros aspectos que no se habían considerado preliminarmente, “Si bien comenzamos con Urango Te Mahina, ahora estamos revisando todo el complejo de Aka Hanga. En el caso del Ahu antes mencionado, el trabajo que debemos hacer es un poco más complejo, pues las piedras que se desprendieron corresponden a una porción importante de la plataforma, por ello, el diagnóstico debe ser más acabado, para registrar efectivamente los daños”, indicó.

Este diagnóstico involucra a los ciento cincuenta Ahu  registrados en el parque, lo que permitirá realizar una planificación y priorización de aquellos que necesitan con mayor urgencia un tratamiento de conservación.