Pontificia Universidad Católica de Valparaíso entrega plantas de Pua propagadas in vitro en Quillota.

El equipo que ha desarrollado este proyecto, hizo entrega de plantas aclimatadas al vivero de CONAF y a la Mesa Pueblo Papa Ra'au.

Martes 16 de Mayo 2017

Investigadores de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, liderados por la profesora Mónica Castro, de la Escuela de Agronomía de esta casa de estudios, hicieron entrega de plantas de Pua proliferadas en el continente, al vivero Mataveri Otai de CONAF y a la Mesa Pueblo Papa Ra’au.

Esta entrega se enmarca en el convenio de colaboración que mantienen desde el año 2015 ambas instituciones y que tiene como objetivo ayudar al rescate de plantas medicinales de Rapa Nui.

Para Jorge Edmund, encargado del vivero Mataveri Otai, recibir tanto a la profesora y a las plantas es un hito importante dentro de este proyecto,  pues están esperanzados en que el resultado  sea favorable y poder ver el crecimiento de estas plantas en la isla.

Nosotros recibimos las plantas ya propagadas in vitro y aclimatadas, esto quiere decir que son plantas más grandes y por ende más firmes a la hora de plantarlas. Ahora, con este material tenemos que trabajar en propagarlas masivamente en la isla.

 

El proceso que estas plantas han llevado, fue explicado por la encargada de la ejecución del proyecto FONDEF que financia esta investigación, profesora Mónica Castro; indicando que el compromiso adquirido por su equipo era propagar las especies en condiciones similares a la isla en el continente y traerlas de regreso, tratando de esta manera de resolver el estado vulnerable de conservación en el que se encuentra la planta Pua o Cúrcuma longa.

En ocasiones anteriores habíamos traído material en condiciones in vitro, en frascos de cultivo y la respuesta de ellas al trasplante no fue satisfactoria. Lo que hicimos esta vez fue sacar el material de la condición in vitro en el laboratorio y lo aclimatamos en Quillota. Entonces lo que hoy tenemos acá son 204 plantas de Pua que serán entregadas al vivero de CONAF, para que sean directamente trasplantadas en manavai, para que formen parte del banco de germoplasma del vivero.

 

Parte importante de este proyecto lo constituye las señoras de la Mesa Pueblo Papa Ra’au, quienes en ocasiones anteriores han recibido capacitación para cultivar Matu’a Pu’a y Pua, y en esta oportunidad también serán beneficiadas con la entrega de ejemplares.

Elsa Paté Pont, coordinadora de la Mesa Pueblo señala que es muy interesante la cantidad de plantas que pueden generarse a partir de un rizoma (tallo subterráneo con yemas que crecen en forma horizontal desarrollando raíces y brotes).

Nosotras estamos muy contentas con recibir este material que va a servir para trabajar en el tema salud dentro del Hospital Hanga Roa. La idea es hacer un seguimiento a la planta, ver como se comporta acá en la isla y de esa manera también continuar con este proyecto.

 

El desafío tanto para el vivero Mataveri Otai y la Mesa Pueblo, es continuar con la aclimatación de las plantas y llegar a desarrollar con éxito el trasplante de ellas al suelo de la isla, dando un importante paso en el trabajo de rescate patrimonial natural de Rapa Nui.