Estudio paleoambiental de humedales.

La investigación se propone conocer más sobre la historia de Rapa Nui, mediante el estudio del sedimento recolectado en los principales humedales en la isla.

Lunes 26 de Marzo 2018

En la última semana, un grupo de investigadores han estado trabajando en los sectores de Rano Aroi, Rano Raraku y Rano Kau,  tomando muestras de agua y sedimento para registrar cómo el cambio climático está afectando a Rapa Nui.

El Estudio Paleoambiental de humedales está a cargo de los científicos Raymond Bradley, climatólogo de la Universidad de Massachuset, William D’Andrea, del Observatorio de la Tierra de la Universidad de Columbia,  Andrea Seelenfreund, profesor titular de la Escuela de Antropología de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano y cuenta con el apoyo de Guardaparques de CONAF y la de Comunidad Indígena Ma’u Henua, representado por el mutoi Nicolás Pakomio.

El objetivo de esta investigación es reconstruir el clima de la isla de los últimos diez mil años, a partir de las muestras de sedimento de los humedales ubicados en los principales volcanes, Rano Raraku, Rano Kau y Rano Aroi.

“Llevamos una semana acá, recolectando sedimentos en los tres volcanes, Rano Aroi , Rano Raraku y Rano Kau. El objetivo es que con los sedimentos de las lagunas y lagos poder reconstruir el clima de los últimos 10.000 años aproximadamente. Este proyecto tiene financiamiento inicial de 3 años, con la posibilidad de extenderse por más tiempo para hacer más análisis y así entender la historia de Rapa Nui. Es un proyecto colaborativo de entre varias instituciones académicas, Universidad de Columbia, Universidad de Massachusset, Universidad Academia de Humanismo Cristiano en Chile y College William and Mary de Virginia en Estados Unidos”.   William D’Andrea (Encargado de Proyecto)

El cambio climático es uno de los temas con mayor relevancia hoy en día. En todas partes del mundo se está analizando las consecuencias de éste fenómeno que avanza muy rápidamente. Rapa Nui no es la excepción, las temperaturas bajas experimentadas durante el año 2017 están dando cuenta de ello.

“Estamos en este momento en una situación de calentamiento global bastante dramático que se debe a la acumulación de lo que se llama los gases de invernadero, que es una combinación de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso. Los niveles han alcanzados a la fecha no se han registrado anteriormente, por ello no hay una experiencia previa que nos pueda decir cómo se comportará esto y sus consecuencias, pues es una situación nunca vista antes. Uno de los temas del cambio climático y de la acumulación de estos gases de invernadero es que hemos estado observando en los últimos años eventos climáticos extraños en todas partes del mundo. A nivel local, uno de ellos es el desecamiento de la laguna del volcán Rano Raraku, lo que no sabemos si esto es un evento ligado al cambio climático o es un evento particular actual o si esto tiene un historial hacia atrás, entonces con el estudio de los sedimentos uno puede ir reconstruyendo cuan frecuente es esto, si hay un patrón, lo que permite generar modelos para el futuro”. Raymond Bradley (Climatólogo de la Universidad de Massachuset).

Como explicó el profesor Bradley, uno de los ejemplos de esta variación climática es la laguna del volcán Rano Raraku. Por ello, Guardaparques de CONAF que acompañaron en las salidas a terreno de los investigadores, pudieron medir la cantidad de agua que aún se encuentra en el cráter del volcán.

Omar Durán Veri Veri, es quien más conoce el sector, y fue quien además realizó la medición, encontrándose con una dramática realidad.

“Pasamos a Rano Raraku y dentro de ese trabajo aprovechamos de medir nosotros los posones que quedaron el volcán, queríamos ver que tanta profundidad queda de agua. Estamos impactados pues la medición arrojó no más de cincuenta centímetros de profundidad, básicamente sólo hay lodo. Tuvimos un invierno no muy lluvioso el 2017 y esperamos que este año logremos recuperar la laguna . Es una pena que haya bajado tanto el nivel del agua” . Omar  Durán Veri Veri (Guardaparques de CONAF Isla de Pascua).

Además de las investigaciones al sedimento, fue solicitado también a este grupo de científicos, poder realizar un muestreo del agua presente en las lagunas, aplicando toda la variedad de análisis actuales.

El equipo de investigadores expresó que dentro de la planificación de entrega de resultados, se ha establecido regresar a la isla para informar a la comunidad de las conclusiones del estudio, lo que esperan realizar pasados los 18 meses que contempla la investigación.